viernes, 30 de abril de 2010

Yo lo viiiii, yo estuve ahí!!!

Sí, fui al concierto. El resumen viene en el penúltimo párrafo.

Y bueno, a mi me gusta mucho Joaquín Sabina. Tons no puedo ser objetiva, pero de todos modos diré mis subjetividades: el concierto estuvo sencillamente magnífico.

He tenido el gusto de disfrutarlo en la gira Ultramarina, Dos pájaros de un tiro y esta vez con Vinagre y Rosas. La Arena llenísima! La verdad yo pensé que no iba a ir mucha gente porque no hace mucho que estuvo aquí con Serrat, pero me equivoqué completamente. Me alegro.

Me pasa algo curioso. Tengo el vívido recuerdo de ir caminando a la secundaria mientras cantaba Y nos dieron las diez… claro que no era fan ni compraba discos ni nada por el estilo pero la canción me gustaba porque contaba una historia, de hecho, por eso me gustan los corridos, porque son como pequeños cuentos. Casi siempre tienen un principio, desarrollo de la historia y un desenlace. Pérez Reverte escribe en La reina del sur que a él no se le daba contar una historia en 3 minutos y medio, por eso escribió una historia de 300 y pico de hojas. Por cierto, super recomendable esa novela. Una de las cosas que mas me gustó fue que el Sr. hizo su chamba y los modismos que utiliza son genuinamente sinaloenses. Para mi fue un deleite leerla.

Ya me desvié del tema… Aasshh
Otra curiosidad es que el primer disco que me compré con el sudor de mi frente (jajajaja) fue 19 días y 500 noches, y es curioso porque aún en esas fechas yo no conocía a Sabina mas que lo que se escuchaba en la radio de mi rancho, osea, nada. Creo que lo que me atrapó fueron las alas negras.


Sabina le ha puesto el soundtrack a algunos episodios de mi vida. Y claro que sin él, las cervezas nunca hubieran tenido el mismo sabor en el bar La Pirámide (extinta y próximamente en proceso de resurrección).

En resumen: me la pasé con madre!! Y lista para lo que sigue: Mañana Paté de Fuá en Centro Cultural Plaza Fátima a las 8:00 pm en San Pedro. Según es gratis, así que aikir!!


P.D. Según me contaron, las bebidas etílicas se acabaron primero que el concierto, al menos en la sección donde yo estaba. Que bárbaros! Somos unos borrachos jajajajaja

miércoles, 28 de abril de 2010

Será que mañana te veo?


I hope.

martes, 27 de abril de 2010

Funda Celular

El año pasado fui a mi tierra de visita y llevé algunos regalitos para mi gente. Me falló en 2 regalos porque mi sobrino que considera que ya no es un niño (para mi sí), solo le echó un vistado a la colección de discos de 31 minutos que le llevaba. También olvidé que mi sobrina es una adolescente de prepa y no quedó tan conforme con la bolsita “aniñada” que le llevaba. Así que debí de corregir mi error y a mi sobrino le tejí un gorro del equipo de futbol América, el cual no fotografié. A mi sobrina le hice esta funda para el celular que le acababan de regalar:
Chido el celular, aunque me volví loca tratando de marcarle a mi hermana. No tengo habilidad con el touch. Luego no pude evitar compararlo con el mío que a duras penas manda mensajes y recibe llamadas y concluí que de plano es otra generación (dijo la vieja jajaja).

Tengo que decir que esto de no atinarle a los regalos es común, hace años se me ocurrió ponerme bien autóctona y llevarles marranitos de alcancía, blancos con flores de colores. Era un regalo muy práctico y que hasta llevaba un aprendizaje pero de plano no era el indicado para unos niños de esa edad jejejeje. Los dos mas grandes me dieron las gracias educadamente y el mas chico, vio el regalo, dijo gracias de manera tímida y se fue a otra habitación. uuhhmmm concluí que de plano no le había gustado. Chale. Pasó medio día y mi sobrino mas chico me busca en la cocina y me dice:

“Tía, sí me gustó mucho mas o menos el regalito”

jajajajajaja claro que esa frase quedó para la posteridad.

Hasta pronto.

jueves, 22 de abril de 2010

32

Hoy cumplo 32 años.
Curiosidades de la vida, una compañera de trabajo (del mismo departamento) nació el mismo día del mismo año que yo. De cualquier manera sigo siendo mas joven porque ella nació por la mañana jejjejejeje.
Doy gracias por las felicitaciones y los buenos deseos que he recibido.
Mi mamá siempre ha tenido la costumbre de despertarnos en nuestro cumple con las mañanitas. Cuando vivía con ella me parecía algo tan normal y tan esperado que ya no le daba la importancia debida. Es más, no me gustaba despertarme, osea, era mi cumple!! por lo menos quería despertarme tarde. Yo era totalmente injusta porque mi mamá acostumbraba despertarnos temprano porque luego se iba a trabajar (pero no es momento de hablar de lo mal que me portaba en mi lejana, ni taaantoo, adolescencia). Tons abría un ojo, recibía mi abrazo de felicitación y me volvía a dormir.
Vivo en Mty desde hace 8 años aprox. y recuerdo perfectamente el primer cumple que pasé aquí. Ese día andaba ya lista para irme a mi trabajo, suena el teléfono y en cuanto contesto se oye: Eeeeestas sooooon las mañaniiiitas que cantaaaaba el Rey David!!!! mi mami me llamaba temprano para cantarme las mañanitas antes de irme a trabajar. De sobra está decir que en cuanto empezó a cantar estuve llorando de nostalgia y alegría. No podía parar de llorar y sentía el corazón lleno de amor hacia mi madre.
Hoy, después de algunos años, mi mamá me sigue llamando en mi cumple para cantarme las mañanitas. De sobra está decir que me sigue entrando la nostalgia y la alegría y que me sigue provocando la misma reacción.

lunes, 12 de abril de 2010

Piña bordada y monederos

Hace tiempo que quería tener mayor oportunidad para tejer, bordar o alguna otra cosa que se me atravesara. Está claro que uno debe tener cuidado con lo que desea porque se le puede cumplir jejejejeje. Ojalá y no, pero quizá pronto pase a formarme a las largas filas del desempleo. Por una parte, tendré muuuucho tiempo para tejer pero sin entrada de dinero, como me mantengo el vicio? En fin, que truene lo que tenga que tronar.
Estos días por fin terminé de bordar la piñota que tenía pendiente. Espero regresar a mis clases de bordado el próximo sábado. Esas clases me encantan! A excepción de una chica de 20 años y yo de 31, el resto de mis compañeras tienen de 50 años en adelante y me siento muy padre con ellas, como que cuando se trata de compartir una afición, no importa la edad que uno tenga. Es lo mismo tener 20 que 50 si lo importante es aprender una nueva puntada.

No le puse nada para dimensionar el tamaño, pero en verdad la piña está bastante grande. En caso de querer hacer algo así, recomiendo mejor bordar un frutero con distintas frutas, entre ellas una piña. Así podemos tener distintas puntadas, practicamos mas y no nos aburrimos. La puntada no se aprecia pero ve cada cuadrito como rehilete, de la manera en que se ve una piña en realidad.
También terminé de ponerles el botón o cierre (según correspondiera) a unos monederos que tenía pendientes. Ya vendí 4 entre las compañeras de trabajo. Ojalá terminen de pagármelos antes de que me llegue el recorte jajajajajaja.

Y hasta la próxima!!

Clase de listón o como emprender tu propio negocio

El sábado pasado me decidí y fui a unas clases de bordado con listón. Tenía la impresión de que podía experimentar yo sola con toda la información que hay en la red, pero también pensaba que sería mejor con maestra, digo, de repente hay mañas que se tienen que aprender.
La maestra me dio un pedazo de tela seccionado con los nombres de las puntadas básicas que me enseñaría. Empezamos y la verdad es que la cosa no estaba tan complicada. Me gustó pero creo que puedo seguir aprendiendo por mi cuenta.
La cuestión aquí fue que la maestra me ofreció clases de tejido, yo le comenté que eso sí sabía hacer. Me contó que acababa de asistir a un curso (le costó una cantidad con 3 ceros) intensivo, superpadre y me mostró las prendas que hizo: un blusa tejida a crochet con una puntada tipo red, un gorro y unos zapatitos de bebe. Le dije 2 veces que por el momento solo quería lo del listón, que tejido ya sabía (la verdad es que después de ver las prendas concluí que yo podía sacarlas fácilmente). El caso es que mientras yo andaba entretenida con mi telita de muestra, llegó una chica a la que le enseñó a hacer el zapatito de bebé. Entre las equivocaciones de la alumna y las de la maestra que no recordaba lo que acaba de aprender en el curso, se tardaron 3 hrs para terminar el zapatito. La maestra ya me había comentado que el tejido no se le daba muy bien y fue algo que confirmé en ese rato que estuve ahí. Entonces dije: si alguien que sabe tejer menos que yo se anima a vender clases de tejido, yo por que no??? El acabado del bordado en listón me quedó mejor a mí que a mi maestra porque tengo mas cuidado en la elaboración… Entonces?
Quiero dejar claro que no pienso que ella sea una mala maestra o que yo no haya aprendido nada en la clase, que no la haya disfrutado ni nada por el estilo. Pero lo que me dejó de provecho, además de aprender algunas puntadas mas, es que cualquiera podemos dar clases. Claro que un poco mas estructuradas.